Saltar al contenido

La magia de autodedicarse palabras bonitas

El otro día, mientras realizaba un ejercicio de escritura terapéutica —algo que practico con frecuencia—, me he dado cuenta de que muchas veces recordamos más a menudo los momentos difíciles, por pocos que sean, que los buenos que hemos vivido.

No me refiero a la intensidad —que por lo general también suele ser así—, sino a que acuden a nuestra mente con mayor asiduidad.

Lo mismo ocurre con las palabras. Por cada «vaya bien que me sienta esta blusa», «estoy muy orgullosa de mi trabajo» o «me encanta el entusiasmo con que escucho a los demás», nos decimos dos —o más— «en buena hora compré esta camisa», «el resultado ha sido un desastre» o «no tengo ninguna cualidad destacable».

Sin darnos cuenta, somos nosotras mismas quienes, de forma inconsciente, nos boicoteamos —en este post te cuento cómo eliminar pensamientos negativos—.

Y es que olvidamos con demasiada facilidad que somos un reflejo de nuestros pensamientos y proyectamos una imagen acorde con los mismos. Comportamiento, actos, manera de relacionarnos con los demás, vestimenta y lenguaje corporal… Todo lo que sucede en nuestro interior queda plasmado en el exterior.

Por no hablar del poder de interiorización y de que con el paso del tiempo, y de tanto repetirlo como si de un mantra se tratara, llegamos a creernos nuestras propias palabras —aunque estemos equivocadas—. Si día tras día me digo a mí misma que mis moños son un churro o que me voy a cansar a mitad de trayecto y no conseguiré terminar la carrera, por poner un ejemplo, lo más probable es que acabe pasando. Porque, insisto: todo lo que sucede en nuestro interior queda plasmado en el exterior.

Entonces, ¿por qué no focalizarnos en autodedicarnos piropos a diario y así pisar el mundo con garbo y salero?

La magia de autodedicarnos palabras bonitas

El japonés Masaru Emoto saltó a la fama a raíz de realizar un curioso experimento: tras varios años de estudio, llegó a la conclusión de que las palabras y pensamientos positivos —al igual que la música clásica— influyen de manera sorprendente en el agua hasta el punto de alterar la forma en que ésta cristaliza.

Su teoría postula que la especial vibración y resonancia que se desprende al decir palabras positivas en voz alta incide directamente en la apariencia estética de los cristales de hielo. Así, el agua grabaría estas buenas intenciones y nos las devolvería en forma de bellas, equilibradas y armónicas estrellas ❄️.

Por el contrario, la negatividad conllevaría una cristalización deforme y caótica.

la-magia-de-autodedicarse-palabras-bonitas-paisaje-miss-flower-power

La contemplación de paisajes hermosos también contribuye, según Masaru Emoto, a una cristalización más bella y armoniosa del agua. Así pues, ¡beneficiémonos de sus propiedades para sentirnos mejor!

De media, pues varía en función de las etapas de la vida, el 65% de nuestro peso corporal es agua. ¿Te imaginas con qué potencia e intensidad brillarás si te hablas y te tratas con cariño?

Tanto la medicina alternativa como la tradicional coinciden en que mantener una actitud optimista, pensar con positividad y autodedicarnos sin miedo palabras bonitas y de ánimo es, sin duda alguna, un «remedio casero, natural y saludable» muy eficaz para reforzar nuestra autoestima y bienestar.

Diez frases —con palabras bonitas— para decirnos a diario

Cierra los ojos, esboza una sonrisa y repite en voz alta…

1️⃣ Creo en mí y puedo hacerlo.
2️⃣ Decidí ser feliz.
3️⃣ Digo «sí» a nuevas aventuras.
4️⃣ Disfruto del momento con una sonrisa.
5️⃣ Hoy es el comienzo del resto de mi vida.
6️⃣ Me quiero tal como soy. Soy hermosa por dentro y por fuera.
7️⃣ Merezco vivir con prosperidad.
8️⃣ Soy la persona más importante en mi vida.
9️⃣ Soy única y especial.
🔟 Tengo la fuerza para cambiar el mundo.

Estas frases son solo algunas ideas. Te animo a que personalices tus mantras y a que los interiorices con frecuencia. Irradiarás una luz y una energía maravillosas 🤩.

✿✿✿✿✿

Por cierto, según las investigaciones de Masaru Emoto, ¿sabes cuáles son las dos palabras favoritas del agua? Amor y gracias. Así pues, no te olvides de añadir actos de amor y gratitud a tu rutina diaria; incrementará notablemente tu bienestar 😊.

¿Te dedicas palabras bonitas a diario? ¿Cuáles? Cuéntamelo en un comentario 😉 (y si te ha gustado el post, no dejes de compartirlo).

💟 Por cierto, ¿sabías que la felicidad se puede entrenar? Te lo cuento en el e-book gratuito Momentos felices, 21 ideas para mimarte 😉.

Me encantaría conocer tu opinión. ¡Te leo!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.